Por cada servicio prestado, donamos el 1% de nuestra facturación al banco de alimentos.

¿Tienes un local o fábrica?
Cuéntanos la situación de tu empresa y te ayudaremos para volver a abrir:

Nuestro anuncio en la Radio

WhatsApp Image 2020-05-13 at 18.50.21
WhatsApp Image 2020-05-13 at 18.50.34

Llámanos
Tel: 633 121 000

Horario
L-V de 09:00 a 20:00
S: 09:00 - 14:00
Domingos y festivos cerrado

Vendedor

Preguntas sobre el COVID-19

Los coronavirus son un tipo de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En las personas, varios coronavirus pueden causar infecciones respiratorias desde un simple resfriado hasta enfermedades más graves. El coronavirus que más recientemente se ha detectado se denomina COVID-19.

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una afección respiratoria que se puede propagar de persona en persona. Este nuevo coronavirus se detectó por primera vez en Diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, provincia de Huabei, en China. En principio, se denominaba como “Virus de Wuhan”. Esto ha supuesto que este virus se haya ido extendiendo a otros países hasta llegar a ser a nivel mundial. En Marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el COVID-19 es una pandemia. Este tipo de epidemias suelen estar provocadas por virus de animales que utilizan ácido ribonucleico como material genético para mutar y acaban transmitiéndoselo a otros seres vivos. El principal sospechoso en este caso es el murciélago. En una primera investigación por científicos chinos creían que el origen estaba en las serpientes. La Organización Mundial de la Salud cifra en un 3,4% la proporción de casos que finalizan en la muerte frente a un 1% de la gripe.

La crisis del COVID-19 lo está gestionando el Ministerio de Sanidad mediante reuniones de seguimiento diarias llevadas a cabo por Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, es el principal encargado de transmitir información diaria actualizada sobre la pandemia.

La transmisión del virus se produce principalmente por el contacto directo con una persona que esté infectada por el virus. Esta enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de unas gotículas procedentes de la nariz o de la boca cuando una persona tose o estornuda. Estas gotículas caen sobre objetos o superficies que le rodean, de manera que otras personas que toquen estos objetos o superficies y luego se tocan la nariz, boca u ojos pueden contraer el COVID-19. Por este motivo, es importante mantener una distancia de más de 1 metro. Este coronavirus tiene un alto grado de propagación de contagios.

El riesgo depende del lugar donde resida y del volumen de contagios que haya en el lugar. Existen lugares (Madrid o Barcelona) donde el coronavirus se ha propagado rápido y donde el riesgo de contraerla es más elevado. El gobierno está actuando con determinación ante esta situación y es importante que todos respetemos las restricciones relativas a los viajes y desplazamientos. Si todos cooperamos en esta lucha contra la enfermedad, reduciremos el riesgo de propagar este virus. Como se ha comprobado en China, es posible detener este virus y poner fin a su transmisión.

El COVID-19 se ha ido propagando entre personas en China y se ha ido expandiendo a países cercanos fuera de ésta. El mayor riesgo de infección fue causado por personas que viajaron a China, Irán, Singapur, Corea del Sur, Japón e Italia. Fue en este último país donde se ha generado el foco más importante que ha afectado a España. Las personas que han tenido mayor riesgo han sido las personas que han estado en contacto con personas infectadas y los profesionales sanitarios.

Los síntomas más comunes del COVID-19 son las siguientes:  Fiebre  Dificultades para respirar  Tos Seca Aunque también algunos pacientes pueden presentar los siguientes síntomas:  Cansancio  Dolor de Garganta  Dolor de Cabeza  Diarrea  Dolor Intestinal  Congestión Nasal  Rinorrea  Pérdida del sentido del gusto o del olfato. Estos síntomas pueden ser leves o graves. Algunas personas no muestran ningún síntoma y ni siquiera se encuentran mal. La mayoría de las personas se recuperan de la enfermedad sin ningún tratamiento. El 2% de las personas que tienen el virus llegan al fallecimiento. Los grupos de mayor riesgo son las personas mayores de 65 años y las que presentan afecciones crónicas, como enfermedades cardíacas o pulmonares, hipertensión arterial o diabetes, son las que tienen mayor probabilidad de contagiarse. En casos graves, la infección puede llegar a la neumonía, dificultad para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Hay que destacar que este virus puede afectar a personas de todas las edades. Se estima que los síntomas del COVID-19 pueden aparecer entre 2 y 14 días después de estar expuesto, normalmente aparecen a los 5 y 6 días.

La mejor manera de prevenir el COVID-19 es evitar la exposición al virus y mantener una correcta higiene. Algunas de las recomendaciones para prevenir el COVID-19 son las siguientes:  Evitar el contacto con otras personas en caso de presentar síntomas.  Lavarse las manos frecuentemente con un gel desinfectante o con agua y jabón.  Mantener el distanciamiento social de al menos un metro de distancia con otra persona.  Evitar tocarse la boca, los ojos o nariz, ya que las manos facilitan la transmisión.  Cubrirse la boca y la nariz con el codo al estornudar o con un papel desechable.  Limpiar y desinfectar diariamente las superficies que se tocan con frecuencia.  Evitar compartir platos, vasos, utensilios u otros objetos de la casa en el caso de estar enfermo.  Mantenerse informado y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios.  Quedarse en casa si presenta algún síntoma.  Uso de mascarillas y guantes.

En la actualidad, no existe ningún tratamiento antiviral específico ni vacuna para prevenir el COVID-19. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. El COVID-19 está causado por un virus, por tanto, los antibióticos no tienen ningún efecto sobre ello. Los afectados deben recibir atención médica para aliviar los síntomas. Las personas que presenten síntomas graves deberán ser hospitalizadas. Las personas con síntomas leves pueden recibir atención domiciliaria. En este caso, puede aliviar los síntomas de las siguientes maneras: – Descansando y durmiendo. – Bebiendo muchos líquidos. – No coger frío. – Duchándose con agua caliente. Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos específicos. La OMS está coordinando estas investigaciones de encontrar vacunas y tratamientos para prevenir y tratar el COVID-19.

En la actualidad, no hay ninguna evidencia científica de que las mascotas puedan infectar con COVID-19 ni que puedan transmitirla a otros animales o personas. Existe la posibilidad que las mascotas que estén en contacto con personas infectadas por COVID-19 puedan infectarse. En este caso, se necesitan más datos empíricos para concretar si las mascotas pueden propagar la enfermedad.

Compromisos

Seguridad

Servicio ágil y rápido

Antivirus friendly